Discurso Ante el Comité de Corte Suprema de la Florida en Reunión Pública Sobre el Futuro de los Tribunales de la Florida

 


Mi nombre es Mario Jiménez Jerez, un hombre Cristiano nacido de nuevo, que para la Gloria de Dios en Cristo Jesús se convirtió en un médico de familia, un ingeniero eléctrico, un ex atleta olímpico, un hombre que ofrece sus servicios voluntariamente para la protección de los niños, y familias en organizaciones bien conocidas y en varias iglesias locales, que ha servido como Presidente y todavía sirve como Vicepresidente de diversas asociaciones de propietarios y otras organizaciones en Miami, y como muchos aquí pueden testificar, es un médico amado y bien considerado en nuestra comunidad.

Si yo no lo hubiera vivido en mi propia carne, probablemente nunca habría creído lo que hoy estoy viendo desarrollarse en nuestros tribunales de familia (tribunales de División de Familia, dependencia y Juveniles). En mi trato con tres jueces, Mindy Glazer, Pedro Echarte, y Scott Bernstein del tribunal de circuito 11, llegué a experimentar personalmente el sabor amargo de un tribunal de familia disfuncional, cuando me quitaron custodia compartida de mis hijos el 20 de junio del 2012 basado únicamente en el hecho de que yo había orado con ellos la Armadura espiritual de Dios que se encuentra en Efesios 6, que menciona la batalla espiritual que estamos viviendo. De hecho, debido a la actual corrupción, ni siquiera he visto ha mis hijos desde 26 de octubre del 2013. Esta experiencia me mostró que, lamentablemente, algunos Jueces de Familia ignoran sistemáticamente el estado de derecho, la Constitución, el debido proceso de la ley, y el sentido común, y selectivamente hacen cumplir la ley para su propio interés o el de sus amigos llamándolo “el mejor interés de los niños.” Todo esto con una aparente completa inmunidad para ellos y otras personas involucradas en el sistema.

Estoy consternado al saber que el momento en que uno entra en un tribunal de la familia, uno es despojado inmediatamente de sus derechos constitucionales, como el derecho a la libertad de religión, de expresión, de auto-incriminación, el debido proceso, juicio con jurado, y igualdad de protección, para nombrar unos pocos. Es un lugar donde los padres tienen menos derechos que reconocidos delincuentes en otros tribunales, ya que si un delincuente no puede pagar un abogado, se le es asignado uno; un lugar donde la ley establece más derechos para proteger la propiedades o las deudas que proteger a nuestros niños, lo más valioso en este mundo. En todos los casos, los padres quedan a los caprichos de los Jueces que regularmente tienen conflictos de intereses, cuyos fondos o la certeza de no tener a alguien corriendo en contra de ellos en una campaña, se le debe a los mismos abogados en frente de ellos. Abogados que, como el documental Corporación de  Divorcios muestra, el momento en que una víctima/cliente entra, inmediatamente se le  investiga el valor de sus activos y se le planea tomar por lo menos el 50% para sus honorarios, y en muchos casos provocan deliberadamente que se extiendan los litigios para enriquecerse, dejando a hombres y mujeres, y familias enteras, en muchos casos, financieramente en banca rota.

A como enseñaba el Dr. Lynn Carmichael, uno de mis héroes y fundador de Medicina Familiar, desde la perspectiva de medicina integrativa, creo que los problemas en nuestros tribunales de familia no sólo representan una emergencia judicial, sino una verdadera crisis de salud de proporciones pandémicas. Como mi caso ejemplifica, los efectos negativos de nuestros actuales tribunales disfuncionales de familia sistemáticamente conducen a niños y adultos a que no sólo sufran de problemas mentales graves, como la depresión mayor, ansiedad, trastorno de estrés postraumático, y muchos otros, pero en un número suficientemente grande de casos desafortunados, también puede conducir a suicidios, homicidios, y una serie de otros delitos graves, por no mencionar el enorme costo económico que trae a nuestras sociedades a causa de hogares y vidas destruidas. Este problema es expresado mejor por uno de los fundadores de nuestro sistema judicial actual, Presidente del Tribunal Supremo John Marshall, quien dijo “La peor plaga que un cielo enojado jamás haya infligido a un pueblo ingrato y pecador ha sido un sistema Judicial ignorante, corrupto, o dependiente.”

A como mi caso también ilustra, hay una estrecha relación entre nuestros tribunales disfuncionales de familia, y la muerte de tantos niños inocentes bajo el cuidado del Departamento de Niños y Familias (DCF) y nuestros tribunales (más de 533 niños en los últimos 6 años según un informe del Miami Herald). En mi caso, el mismo psicólogo que en mi opinión era profesionalmente responsable de la muerte de Nubia Barahona, la señora Vanessa Archer, que después de tan mal trabajo, sin ninguna explicación lógica todavía continúa sirviendo como testigo “experto” en nuestros tribunales de familia, y fue el principal implicado en los acontecimientos que llevaron a los daños psicológico, físico y académico de mis hijos. Cuando traté de denunciarla al departamento de salud, me enteré de que estos psicólogos están protegidos legalmente y que la única forma en que el departamento de salud podría investigar sería si el juez sacara al psicólogo del caso, algo que lo intenté, sólo para que ella y los jueces tomar represarías en mi contra.

A pesar de todo el dolor y sufrimiento que este tribunal disfuncional de familia ha infligido a mis hijos y mi familia, considero que es una bendición porque me ha dado la oportunidad de utilizar mi capacidad de resolver problemas, la educación, la experiencia y diversos talentos al servicio de los niños y las familias que son víctimas de esta plaga. Así que en mi humilde opinión, aquí están dos de los principales problemas en los tribunales de familia de hoy: La falta de responsabilidad judicial, y el desprecio del estado de derecho. Para resolver estos problemas, propongo siete medidas:

1) Si alguien está corriendo en contra de ellos o no, jueces de circuito deben aparecer por un voto de retención y confianza por mérito cuando su tiempo a la reelección aparece. En este momento, en muchas zonas, cerca del 80% ni siquiera tienen que aparecer en las boletas porque ningún otro abogado desafía su posición.

2) Transparencia y accesibilidad en los tribunales de corte de familia. Ya que los tribunales de familia están abiertos al público, también debe haber una legislación y los fondos disponibles para asegurarse de que cada habitación tribunal tenga video en vivo que el público pueda acceder fácilmente, y más tarde recuperar fácilmente del Internet también.

3) Asegúrese de que todos los jueces tengan competencia por sus posiciones haciéndole más fácil para los abogados más jóvenes a correr, y activamente encontrar abogados pro-familia para correr con éxito contra jueces titulares anti-familia. Estos jóvenes abogados podrían recibir una amplia formación en tribunales de familia para asegurar su correcta ejecución en ellos.

4) Crear organizaciones de control judicial para vigilar y denunciar los abusos judiciales. La información proporcionada por estas organizaciones será fundamental en el apoyo a los jueces favorables a la familia.

5) Crear un sitio público / base de datos oficial nacional y estatal para reportar / quejarse de la actuación de juez, con posibilidad de buscar por jueces, abogados, Guardianes ad litem (GAL), “profesionales”, y diferentes problemas. Esto nos ayudará a reconocer las tendencias y áreas que necesitan mejorar.

6) Trabajar para restaurar dos protecciones constitucionales despojadas por los tribunales de la familia:
a) Si un juez decide despojar a alguien del derecho a los hijos de uno, requerir un juicio con jurado rápido.
b) Si el juez encuentra a alguien culpable de abuso doméstico, requerir el traslado inmediato a la Corte Criminal con un juicio con jurado rápido también.

7) El uso del análisis de raíz de causa de los errores judiciales, “un proceso para identificar los factores básicos o causales que subyacen variación en el rendimiento, incluyendo la ocurrencia, o posible ocurrencia de un evento centinela.” Los eventos centinelas son errores judiciales que conducen a lesiones, un suceso inesperado que implica la muerte o daño físico o psicológico grave o el riesgo de la misma. El mío es un evento centinela típico que ejemplifica muchos de los errores que se cometen en la actualidad por los tribunales de familia, y que creo que este comité podría beneficiarse mediante la realización de un análisis de raíz de causa del mismo.

Al mismo tiempo, también debemos trabajar para mejorar las deficiencias y problemas en DCF. Por ejemplo, he identificado cuatro áreas principales que requieren nuestra atención:
1) Investigadores del DCF están abrumados por el gran número de casos falsos. Algunas personas sin escrúpulos utilizan DCF como una forma de herramienta de acoso. Por ejemplo, después de haber sido víctima de 5 diferentes llamadas falsas al DCF, e incluso de mi nueva pareja perdiera un bebe de 8 semanas de concebido en gran parte debido a estas falsas acusaciones, me di cuenta de lo fácil de lo que algunas personas abusan del sistema y cómo estas falsas acusaciones están costando a DCF y Floridanos millones de dólares de dinero de nuestros impuestos.
Solución: iniciar medidas enérgicas contra llamadas/acusaciones acusaciones falsas a DCF. Estas acusaciones falsas causan una enorme carga para el sistema, y evitan que los trabajadores de casos de DCF dediquen adecuadamente su tiempo y esfuerzos en los casos de abuso verdaderos.

2) Trabajadores del DCF están presionados por todos lados para complacer a un número de personas que trabajan con ellos (los abogados del tribunal de familia, jueces, GALs, etc…). Lo que DCF hace o no hace, crea negocio para estas personas, por lo que los trabajadores de DCF tienen que complacerlos con el fin de mantener sus puestos de trabajo.
Solución: Crear una comisión independiente de ciudadanos para ayudar a supervisar el trabajo de DCF (no abogados o cualquier otro “profesionales” con posibles conflictos de interés aceptados). Soy un médico de familia, padre de 4 hijos menores de edad, y maestro de escuela dominical que se ocupa de niños diariamente, y como yo hay muchos que gustosamente se ofrecen como voluntarios para formar parte de esta comisión. También sé de muchos otros profesionales respetuosos de la ley que les encantaría servir.

3) Creo que la mayoría de los investigadores/trabajadores del DCF son buenas personas, con buen corazón que verdaderamente quieren ayudar a los niños, que no quieren ver morir más a ningún de estos niños y que se sienten frustrados con lo que está pasando; sin embargo, no tienen una manera de expresar sus preocupaciones, sin correr el riesgo de ser blanco y corriendo el riesgo de perder sus puestos de trabajo.
Solución: crear una línea anónima interna de denuncias de irregularidades para permitir que los investigadores/ trabajadores del DCF puedan de manera anónima señalar las anomalías que encuentren.. Estas llamadas deben ser plenamente investigadas y presentadas a la comisión independiente de ciudadanos que supervisaría de manera independiente al DCF.

4) Algunos abogados y “profesional” sin escrúpulos están abusando del sufrimiento de los niños para enriquecerse. Estos abogados creen que no es lo que sabes o la verdad, pero quienes ellos conocen, y cómo pueden torcer la verdad lo que determina los resultados en la Corte de Familia. Ellos están ganando billones de dólares jugando con el sufrimiento de los niños y sus padres.
Solución: Procesar legalmente a los abogados y otros “profesionales” que puedan estar abusando del sistema de la Corte de Familia. La línea interna de denuncias anónimas del DCF ayudaría a identificar algunos de estos individuos.

Después de un cuidadoso análisis de los “profesionales” y abogados involucrados, y la serie de eventos que han ocurrido, estoy convencido firmemente que estamos posiblemente ante una forma muy sofisticada de delincuencia organizada. La definición de crimen organizado afirma que “el potencial problema puede ser causado por el mismo partido que ofrece resolverlo, aunque ese hecho puede ser ocultado, con la intención específica de engendrar patrocinio continuo para este partido.” Me gustaría creer que estas acciones se han perpetuado sin el conocimiento explícito de los jueces involucrados, pero esto tendría que ser determinado por este comité, el presidente del Tribunal Supremo de la Florida, y posiblemente una audiencia del Comité Judicial del Senado. En cualquier caso, creo que la actuación de estos tres jueces equivalen claramente a violaciones de la confianza pública, negligencia en el servicio, y de ética.

Para terminar, me gustaría darle las gracias por su respuesta positiva en la protección de los ciudadanos, los niños y las familias de este estado tan hermoso. Alabo a Dios por la bendición de sufrir por su nombre, y por darme la oportunidad de ser una luz en las tinieblas de este mundo. Que la gracia de Dios en Cristo Jesús esté siempre con ustedes y sus familias, y con esta nación más gloriosa, los EE.UU., una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos.

Mario Jiménez Jerez, M. D., B.S.E.E.

Marioaj01@yahoo.com. Por favor, vea www.SayNoToPAS.com y http://saynotopas.com/?p=1575 para los detalles de todos los puntos expresados en este discurso.